Sorpresas te da la vida

Sorpresas te da la vida

Fuente:Reflexiones de Gustavo Porras,18/08/2015 10:42 pm

Agosto 17, 2015

Según personas generalmente bien informadas, el patrocinio a la campaña multimillonaria de Manuel Baldizón no proviene del llamado “capital emergente”, ni tampoco de los narcos, como han insistido sus opositores. De acuerdo a la fuente el costo de su campaña se calcula entre 50 y 80 millones de dólares, y en Guatemala no hay narcos que dispongan de semejante cantidad para jugársela al albur de una elección. Por otra parte, a los narcos en nuestro país les importa muy poco quién sea el Presidente de la República; tampoco les interesa mayor cosa el Congreso. Lo que buscan con afán es el control de las alcaldías, sobre todo en los municipios por donde transita la droga rumbo a México, con destino final en Estados Unidos. Lo suyo es el control territorial, y no la política ni las leyes.


Así las cosas, la fuente sostiene que los financistas de don Manuel son los chinos de la República Popular, quienes no han dejado de incrementar su presencia en Centroamérica. Están en Panamá, Costa Rica y Nicaragua. A los ticos les obsequiaron una réplica en dimensiones más modestas del famoso estadio “nido de golondrinas” que fue sede de los últimos Juegos Olímpicos; en Nicaragua están afanados en la construcción de un canal interoceánico. Si alguien piensa que entre las ideas de don Manuel y los chinos puede haber un abismo, y que por tanto los argumentos anteriores carecen de sentido, tendrían que recordar que la China continental no ha tenido reserva alguna en financiar a déspotas africanos culpables de matanzas y de genocidio; lo único que importa es que los territorios bajo el control de dichos déspotas están llamados a ser la reserva de materias primas del coloso asiático: pragmatismo puro.

Así las cosas, la disputa por el istmo centroamericano entre Estados Unidos, China y Rusia (que también ha hecho evidente su interés por la región), pone al rojo vivo el tema geopolítico y geoestratégico. Se argumenta incluso que lo sorpresivo y aparentemente precipitado de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos responde en buena parte a lo mismo: es decir, a la necesidad de posicionarse en un área en disputa, sin dejar descuidado ningún flanco. A ello se debe también el rápido incremento de efectivos militares estadounidenses en la región.

Lo que está ocurriendo en Guatemala se enmarca en una estrategia global que para Estados Unidos consiste en la recuperación de su traspatio perdido. La táctica empleada aquí (denuncias de corrupción y desfunde del gobierno y en buena medida del Estado), se puede replicar en otros países del sub continente. Los mexicanos están nerviosos: Peña Nieto ya no es el Señor Presidente de antaño, frente al cual nadie chistaba; ahora la prensa de ese país, antes incondicional frente al poder del Estado, se da el lujo no sólo de criticarlo sino de sugerir que pueden ser mal habidos los bienes de su esposa, ex actriz de telenovelas. En Brasil de nuevo arrecian las protestas de los “indignados” frente a la presidente Djilma Rousseff, acusada de corrupción, al igual que el ex presidente Lula. La señora Bachelet en Chile, a pesar de su reacción de condena frente a los supuestos fraudes de su hijo, no deja de estar en la cuerda floja. En Argentina el tema de corrupción es recurrente y los peronistas de centro y de izquierda no le hacen ninguna gracia al Tío Sam. Todo esto quizás habría pasado desapercibido para Estados Unidos en otro momento; pero no ahora, cuando sus rivales seculares (Rusia y China) se posicionan en América Latina.

Puede interesarle

Tictac... todos los indicadores económicos señalan que nos acercamos a la crisis definitiva

Desarticulemos juntos esta red





La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo