Se multiplican mujeres fumadoras

Se multiplican mujeres fumadoras

Fuente:Zócalo,22/02/2013 10:18 am


Por Redacción

The New York Times | Nueva York.- El título de un reciente informe sobre tabaquismo y salud bien pudiera haber parafraseado a la popular campaña publicitaria de los cigarrillos Virginia Slims, introducidos en 1968 por Philip Morris y enfocados a jóvenes mujeres profesionales: “Has progresado mucho, nena”. Actualmente, ese lema debería incluir: “hacia una vida más corta”. De hecho, 10 años más corta.



El nuevo informe es uno de dos análisis más bien inquietantes de los peligros de fumar y los beneficios de dejarlo, publicado el mes pasado en la “Revista de Medicina de Nueva Inglaterra”. Los datos muestran que las “mujeres que fuman como los hombres, mueren como los hombres que fuman”, escribió el doctor Steven A. Schroeder, catedrático de salud y cuidado de salud en la Universidad de California, en San Francisco, en un editorial anexo.

No siempre fue así. Hace medio siglo, el riesgo de muerte por cáncer de pulmón entre varones fumadores era cinco veces mayor al de las mujeres fumadoras. Pero, para la primera década de este siglo, ese riesgo se había puesto al mismo nivel: tanto para hombres como para mujeres que fumaban, el riesgo de muerte por cáncer de pulmón era 25 veces mayor que para no-fumadores, informaron el doctor Michael J. Thun de la Sociedad Americana del Cáncer y sus colegas.

Hoy día, las mujeres que fuman tienen probabilidades incluso mayores que las de los hombres fumadores de morir de cáncer de pulmón. Con base en un segundo estudio en la misma publicación, las fumadoras enfrentan un riesgo 17.8 veces mayor de morir de cáncer de pulmón que las mujeres que no fuman; los varones que fuman presentan un riesgo 14.6 veces mayor de muerte por cáncer de pulmón que los hombres no-fumadores.

Las fumadoras actuales enfrentan un riesgo de muerte que equivale a 50% más que los estimados de que se informó en los 80, con base en el doctor Prabhat Jha del Centro de Investigación Global de Salud, en Toronto, y colegas. Después de tomar un control de edad, peso corporal nivel educativo y consumo de alcohol, el nuevo análisis arrojó algo más: hombres y mujeres que siguen fumando mueren en promedio más de 10 años antes que aquéllos que nunca fumaron.

Riesgo crece con la edad

Los riesgos son incluso mayores entre hombres de 55 a 74 años y mujeres de 60 a 74. Más de dos tercios de todas las muertes entre fumadores actuales en estos grupos de edades se relacionan con el tabaquismo. En general, la tasa de mortandad a partir de todas las causas combinadas en estos grupos de edades “actualmente equivale al menos a tres veces más entre fumadores actuales que entre quienes nunca han fumado”, encontró el equipo de Thun.

Si bien el cáncer de pulmón es el peligro más infame vinculado con el tabaquismo, el hábito también eleva el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca, embolia, enfermedad pulmonaria y otras formas de cáncer, incluido de mama.

Lo que es más, cambios en la manufactura de cigarrillos pudieran haber incrementado los peligros de fumar. El uso de filtros perforados, mezclas de tabaco que son menos irritantes, y papel más poroso facilitaron la inhalación de humo y fomentaron inhalaciones más profundas para alcanzar niveles de nicotina en la sangre que fueran satisfactorios.

El resultado de la inhalación más profunda, sugiere el informe de Thun, ha sido un aumento en el riesgo de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva y Crónica, EPOC, y un cambio en el tipo de cáncer pulmonar vinculado con el tabaquismo. Entre los no-fumadores, el riesgo de muerte por EPOC ha bajado 45% entre varones y se ha mantenido estable en mujeres, pero la tasa de mortandad ha crecido en más del doble entre fumadores en general.

Dejarlo a tiempo

Sin embargo, también hay buenas noticias: Nunca es demasiado tarde para cosechar los beneficios de dejarlo. Mientras más joven sea usted cuando deje de fumar, mayores sus probabilidades de vivir una vida larga y saludable, con base en los hallazgos del equipo internacional de Jha.

Este equipo analizó historia de tabaquismo y cesación de su consumo de 113 mil 752 mujeres y 88 mil 496 hombres de 25 años de edad en adelante y los vincularon con causas de muerte en estos grupos hasta 2006.

Aquéllos que dejaron de fumar para los 34 años vivieron 10 años más en promedio que las personas que siguieron fumando, lo cual les dio una expectativa de vida comparable a personas que nunca fumaron. Los fumadores que dejaron de fumar entre los 35 y 44 años vivieron nueve años más, en tanto quienes lo dejaron entre los 45 y los 54 años vivieron seis años más. Incluso dejar de fumar entre los 55 y 64 años de edad dio como resultado un aumento de cuatro años en la expectativa de vida.

Sin embargo, los investigadores hicieron énfasis en que los números no significan que es seguro fumar hasta los 40 años y después parar. Los ex fumadores que dejaron el tabaco para los 40 siguieron experimentado un riesgo 20% mayor de muerte que los no-fumadores. Aproximadamente uno de cada seis fumadores que murió muy joven si él o ella nunca hubiera fumado, informaron.

Marketing adecuado

A diferencia de las carreras, listones y eventos para recaudar fondos para el cáncer de mama, “No hay rostros públicos para el cáncer de pulmón, aun cuando mata a más mujeres que el cáncer de mama”, destacan expertos. El cáncer de pulmón es estigmatizado como una enfermedad que la gente se causa a sí misma, aun cuando muchas víctimas de edad avanzada quedaron enganchadas con la nicotina en los 40 y 50 del siglo pasado, cuando se sabía poco de los peligros de fumar y los médicos aparecían en anuncios publicitarios asegurándole a la gente que era seguro
fumar.

Puede ser de ayuda subir los impuestos a los cigarrillos. Asimismo, sería útil que se prohibiera fumar en más espacios públicos como parques y playas.

Hace falta más “contra-márquetin” de cigarrillos, dijo, incluido anuncios de servicio público en contra del tabaquismo por televisión y dramáticas advertencias de salud en cajetillas de cigarros, como lo hacen actualmente en Australia. Empresas aseguradoras, tanto privadas como gubernamentales, podrían ampliar su cobertura de auxiliares para dejar de fumar y publicitar de mejor forma líneas telefónicas para dejarlo, en tanto los médicos “deberían hacer más por estimular los intentos por dejarlo”, señalan.


Los 10 alimentos "quemagrasa"



 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo