Lo que no debes hacer si de verdad te preocupa el planeta

Lo que no debes hacer si de verdad te preocupa el planeta

Fuente:UNVERSIA,05/11/2022 09:01 am

Por Universia 

"Es un paso importante pero no es suficiente. Debemos acelerar la acción climática para mantener vivo el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados. Es hora de pasar al modo de emergencia, poniendo fin a las subvenciones a los combustibles fósiles, eliminando el carbón, poniendo un precio al carbono, protegiendo a las comunidades vulnerables y cumpliendo el compromiso de 100.000 millones de dólares de financiación para el clima", dijo António Guterres, Secretario General de la ONU, al término de la Conferencia sobre el Cambio Climático, la COP26, que ha dejado muchas cuestiones sin resolver ya que los casi 200 países participantes siguen sin tener un gran compromiso de alcanzar los objetivos propuestos.


La joven activista Greta Thunberg no pudo ser más clara el día que pronunció su discurso en la ONU: "podríamos estar al frente de una posible extinción masiva". Si tomamos conciencia sobre lo que nos está sucediendo, ¿cómo es posible no sentir la misma rabia que ella? La buena noticia es que estamos en un momento ideal para corregirlo y, para ello, debemos ser conscientes de nuestra responsabilidad individual en este problema que nos afecta a todos como sociedad.

El nuevo podcast de la serie Tendencias de Silvia Leal nos da varias pistas sobre qué podemos hacer si de verdad nos preocupa el planeta y nos habla de la tecnología como una herramienta eficaz en esta lucha pero también de los retos que ha supuesto su irrupción.
 

Ciberseguridad y cambio climático

Según un estudio realizado por IPSOS y la consultora Eurasia Group para el Grupo Axa, el cambio climático ya es la mayor amenaza que enfrenta el planeta en los próximos años, sin embargo, para España el mayor riesgo es la ciberseguridad. El estudio refleja que tanto expertos como población en general opinan que los gobiernos no están suficientemente preparados para enfrentarse a los desafíos que ya está planteando el cambio climático. Así, solo el 19% de los expertos mundiales preguntados confía en las administraciones públicas para mitigar la amenaza del cambio climático.

Precisamente esto es lo que comenta el científico Manuel Toharia, la falta de acción y conciencia por parte de la sociedad. “La responsabilidad última es la de la sociedad moderna y desarrollada que no ha sabido preveer las consecuencias de una actividad industrial desaforada. Pero, ¿qué debemos hacer? ¿Dejar de consumir y renunciar a nuestras comodidades? Debemos tener la suficiente curiosidad para que la respuesta venga por sí sola. Aprender e interesarnos por el problema”. Respuestas que nos ayuden a pasar a las acciones concretas.

Ahorrar en el consumo de la luz es una de las respuestas en esta lucha. En las últimas décadas se han producido importantes avances, uno de los más relevantes ha sido la generalización del uso de las luces led, diodos emisores de luz de bajo consumo o sistemas de iluminación que se pueden conectar a la nube, donde el ahorro energético puede estar entorno al 30 ó 40%.

En el mundo agrícola, por ejemplo, ya se están empleando sistemas de iluminación para cultivos en invernadero aplicando espectros de luz para diferentes tipos de cultivo y adaptándolos para que sean más eficientes y ahorren energía.

Retos y concienciación

Gracias a la tecnología, tenemos más herramientas que nunca a nuestra disposición para poder cuidar nuestro planeta que se encuentra en un modo emergencia. Sin embargo, con la digitalización, llegan también muchos retos. Y un ejemplo clarísimo lo tenemos en todo lo relacionado con la privacidad de nuestros datos y también con la ciberseguridad. En internet todo tiene un coste y, cuando accedemos a un contenido o servicio gratuito, el pago lo hacemos cediendo nuestros datos. Estos pueden ser muy valiosos en la llamada “web oscura” (contenido que es inaccesible desde los motores de búsqueda convencionales) y ahí por un perfil completo (incluidos los datos financieros) se están llegando a pagar hasta 870 euros.

Mateo Valero, director del Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona comenta que los datos no son ni buenos ni malos sino que el riesgo está en cómo se utilizan. “Hay que ver si se utilizan para esclavizarnos, para influir en nuestro poder de decisión. Si su utilización nos influye en nuestra forma de pensar y actuar para llevarnos como ovejitas por los sitios donde ellos quieren que vayamos”.

La empresa Cambridge Analytica extrajo información privada de los perfiles de Facebook de más de 50 millones de usuarios sin su consentimiento, de acuerdo con exempleados, exasociados y distintos documentos, dando como resultado una de las filtraciones más grandes de la historia de las redes sociales.

“Todavía queda mucho trabajo en los planos de concienciación tanto en el plano directivo como por parte del empleado”, afirma Damián Ruiz, presidente del Cluster de seguridad en el Ayuntamiento de Madrid. Por esa razón tenemos que gestionar nuestros datos con mucho cuidado y sentido común.

¿Tengo claro qué datos estoy cediendo y para quién? Debemos prestarles la máxima atención que se merecen ya que este riesgo suele ser infravalorado por las personas y por las empresas y si somos conscientes evitaremos que sean utilizados con una finalidad diferente para la que los proporcionamos, afectando nuestros derechos y libertades.

Le puede interesar: 


5 curiosidades sobre la fruta que seguramente no sabías






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo